Curiosidades de la Cofradía de San Pedro de Peralta
  • El libro segundo de la Cofradía de San Pedro comienza el 12 de junio de 1838.

  • El libro primero, desaparecido, terminó su acta final en 1830.

  • Los cofrades daban al Prior media onza de oro (80 reales), para pagar el desayuno que se tomaba junto a la ermita.

  • En fechas especiales se celebraban 14 misas en el altar del Santo.
  • Por ser excesivo el gasto del desayuno, que retraía la entrada de nuevos cofrades, se acordó en el año 1840 dar: pan, vino, queso y aguardiente de los fondos de la Cofradía para todos los cofrades.

  • Los cofrades pagaban, a escote, 2 reales por persona.

  • El 29 de junio de 1840, se hizo reparación en la ermita, pagando cada cofrade, media peseta.

  • Los cofrades tenían la obligación de llevar a enterrar a los hermanos difuntos.
  • Mediante la "cobranza" de trigo se hizo el pendón de la Cofradía el 28 de junio de 1845.

  • En reunión celebrada el junio de 1872, por circustancias "que atravesamos", se pretendió acordar no asistir ese año a la Ermita, pero, por oposición de la mayoría, se hizo la marcha, aunque ese año no asistió la orquesta.

  • El día 22 de junio de 1849, el Excmo. Sr. Obispo de la Diócesis de Pamplona, mandó un severo correctivo a la Cofradía por "no hallarse estampados los Capítulos de buen gobierno, que deben regir a la Cofradía...".

  • El Párroco de Peralta, el año 1880, conforme al artículo 14 de las Nuevas Constituciones Parroquiales de la Diócesis, reorganizó el Libro de la Cofradía que "se había descuidado durante banstantes años".
  • El año 1892, los trompetas, que estaban destinados a tocar cuando la Junta de la Cofradía lo mandare, tenían "la rebaja de la mitad de la cuota".

  • En junio de 1895, la Cofradía acordó: "imponer una multa de una vela de cera y una peseta, al que no asistiera a las Vísperas del Santo y a la Ermita". Por los muchos abusos que se habían tolerado por no velar a los cofrades enfermos, se acordó que "al que se le avise y no pueda acudir, pague dos reales a la esposa del enfermo".

  • El 7 de junio de 1897 se acordó suprimir el "gasto de vino y aguardiente en la Basílica del Santo la mañana del 29 de junio", y se inicia la costumbre que "se haga la mirienda en casa del Alcalde, según sus fuerzas se lo permitan... pero que de los fondos de la Cofradía no salga nada para ese gasto".
  • El 23 de mayo de 1905 se regaló a la ermita: "para vestir el altar del Santo, cinco manteles, tres sobremanteles, un hule y un viso encarnado y dorado, y tres pares de lazos.

  • En junio de 1906 la Cofradía era recibida, a la entrada del pueblo por la Banda Municipal y, acompañada por ella, recorría las calles del pueblo.

  • El 11 de noviembre de 1939, a instancia del M. I. Ayuntamiento de la Villa, se solicita el uso de la ermita para "escuela de temporada", que fue concedida por la Excma. Diputación al Pueblo. Reunida la Junta de la Cofradía en la Casa Parroquial, se acordó tal concesión, pero con la condición de que el Ayuntamiento hiciera las mejoras oportunas de un cielo raso y apertura de dos ventanales.
  • El 29 de junio de 1950 se acuerda en Junta retejar la ermita, arreglar el altar y restaurar la imagen del santo.

  • El 16 de abril de 1975, viendo la experiencia de la Romería del año anterior, la Junta General estudia, dialoga y acuerda, comprobado el estado ruinoso de la ermita por el paso del tiempo, construir una nueva ermita. Para esta obra han sido invitadas todas las familias del pueblo. Los niños del Colegio Nacional han organizado la "Operación ladrillo", en favor de las obras, con una generosa entrega.
  • En la construcción de la nueva ermita se han empleado: 18.000 ladrillos, 15 vigas de cemento pretensado, 350 bloques de hormigón, 3.000 tejas, 59 ojos de hormigón cerrados en cristal, una puerta de hierro, una mesa de altar, "debajo del cual están enterrados los nombres de los Cofrades actuales", una placa de metal con el escudo del Papa, y la fecha de su inauguración, que la repicó su campana en la mañana del 29 de junio de 1976.

  • El Sr. Arzobispo bendijo la ermita y presidió la Concelebración Eucarística acompañado de sacerdotes, hijos del pueblo, previamente invitados.
  • Los señores Arquitecto, Constructor y Operarios, todos ellos de Peralta, han puesto la mente, el corazón y las manos en hacer una obra digna de hoy, punto de cita romera para el futuro.

  • El Coro Juvenil de la Parroquia, bajo la dirección de una Hermana de la Caridad cantó la Santa Misa, estrenando el Himno al Apostol, con letra original de un Sr. Maestro hijo del Pueblo.


    Nota: Los datos históricos están tomados de las actas oficiales de la Cofradía, que obran en el Archivo Parroquial.